Cómo se inspiran los artistas para componer canciones?

cómo se inspiran los artistas 02¿Te has preguntado alguna vez, cómo se inspiran los artistas para componer canciones?

Resulta a veces curioso saber cómo se inspiran los artistas para hacer sus canciones. Cada un tiene su forma, estilo e incluso manías. Vamos a descubir algunas de ellas en este artículo.

Si hay una frase que me impacta en relación a la “inspiración” para crear arte es la que una vez pronunció Thomas Alva Edison: El genio es un 1% de inspiración y un 99% de transpiración. Lo cual viene a decir que “la inspiración te ha de encontrar trabajando”. Esa es una máxima aplicable a cualquier terreno de la vida, porque hasta en lo más insignificante que hagas puede haber arte.

A la hora de componer canciones, sin duda, ocurre lo mismo. Quizá me digas: “Es que mientras iba en bus se me ocurrió una melodía” o “cuando estaba comprando en el supermercado me vino una historia para una letra” Cierto, pero eso no será más que el producto de tu tenaz búsqueda por crear, por componer. tu predisposición constante será la que, en un momento determinado, de forma espontánea “surja la idea”. Pero lo más normal será que, sentado frente a tu mesa, piano o con tu guitarra, busques y busques para encontrar esa genial idea que fascinará a tus oyentes.

Pero el post de hoy no va dedicado solo a nosotros, si no a ver de qué modo otros artistas buscan o encuentran su inspiración. Vamos a ver y analizar unos cuantos.

 

El lugar donde componer

Este es un factor que algunos, aunque parezca mentira, puede representarles un problema si no se encuentran en un lugar apropiado. El estar en la ciudad o fuera de ella, el encontrarse en una sala especial de la casa o paseando por las calles, sentado en una cafetería repleta de gente o medio aislado en un parque o quizá en el coche… etc.

cómo se inspiran los artistas 03El componer es un proceso íntimo y encontrarse a gusto en un lugar concreto ayuda a que las ideas y la inspiración salgan de su letargo. Por ejemplo, José Luís Perales dejó bien claras sus preferencias en una entrevista realizada en la emisora radiofónica Onda Cero en Febrero del 2016 con estas palabras:

“Nunca he escrito ninguna canción en una ciudad. Prefiero escuchar el canto de los pájaros, el viento en los árboles e incluso el ruido característico del pájaro carpintero perforando los troncos de los chopos al claxon de los coches”

¿Tienes claro cuál el es lugar que más te seduce para crear tus canciones?

 

¿Por donde empezar una canción?

Una vez tenemos nuestro lugar preferido, estamos en intimidad y predispuestos para crear es el momento de empezar a hacer nuestra canción. Pero, ¿Por donde empiezo? A veces, empezar a componer se convierte en la parte más dura del proceso ya que se trata de arrancar con “algo” para que a partir de ahí la canción se desarrolle y crezca.

Hay quien prefiere empezar por la melodía, buscar un estribillo que pegue y encontrarle una estrofa que se adapte. O al revés, empezar con una melodía base para la estrofa y el estribillo, ya saldrá después.

También hay a quien le gusta empezar a partir de un riff o una cadena de acordes seductora y buscar, sobre el riff o la cadena, una melodía atractiva que le atrape para continuar.

Otros preferirán empezar por una letra, crear un poema, inspirarse en una persona o narrar una situación que le proporcionará, sobre esas iniciales palabras, una melodía apropiada.

Sea como sea, de lo que se trata es de empezar y sea cual sea tu modo, si te funciona, ya es el modo correcto. En referencia a esto, John Legend dió en una entrevista (la cual os traduzco lo más fielmente posible) su opinión sobre el proceso personal que aplica a la composición de sus canciones:

“Tengo un proceso estructurado de composición. Comienzo por la parte musical e intento llegar a ideas musicales, luego la melodía, luego el gancho, y las letras vienen por último. Algunas personas empiezan con las letras primero porque saben de lo que quieren hablar y simplemente escriben un montón de ideas líricas, pero para mí, la música me dice de qué hablar “

 

¿De qué hablar? La letra

Hay quien piensa que la letra es la parte más importante de una canción. Hay quien piensa que lo es la melodía. yo no concibo la una sin la otra, así que, para mi, ambas tiene idéntica importancia. Ahora bien, a veces he de reconocer (y no solo yo) que escribir la letra puede parecer el aspecto más complicado de una canción, puesto que has de decidir de qué hablar, cómo hablar y, sobre todo, hacerlo bien, con gracia y estilo.

cómo se inspiran los artistas 04El tener bien claro “de qué hablar” allanará bastante el terreno, puesto una vez aclarado el “concepto” las ideas y frases surgen unas tras otras. Solo tendremos que seleccionar las que mejor se adapten a nuestra melodía y crear buenas rimas (si se precisa, claro). Jugar bien con las palabras y tener la gracia para sintetizar la idea en el estribillo, además de de crear un buen gancho para el mismo, por ejemplo, nos impulsará la letra de forma contundente.

Pero, para mi, lo más importante es sentir lo que escribes, tanto si son experiencias propias como hechos que no hayas vivido pero que los haces tuyos, los interiorizas y los transmites en forma de letras. En relación a esto, hay una buena frase que Amaya Montero dijo en una entrevista para el periódico argentino “La Capital” en el 2015:

“Yo no puedo hablar de otra cosa que no sienta, no puedo escribir de algo que no esté sintiendo, no puedo escribir algo para que lo sienta el mundo”

 

Grabar todas las ideas

Como compositor no hay situación peor que la de tener una buena idea musical o unas frases que viene a la cabeza y que, por no poder escribirlas o grabarlas, se olvide al cabo de un rato. La grabadora o una libreta han de ser elementos indispensables para que, si inesperadamente llega la musa, su cosecha no se eche a perder.

cómo se inspiran los artistas 05Por suerte, hoy día prácticamente todo el mundo posee un teléfono inteligente donde podemos grabar esa melodía, esas palabras o imitar ese riff que nos explota en la cabeza. Supongo que siempre llevas encima el tuyo. Úsalo en cuanto te venga una buena idea porque ya valorarás más tarde su calidad.

Tacy Chapman en el 2012 dijo, sobre la espontaneidad del proceso de composición, algo así:

“La composición de canciones es un proceso muy misterioso. Se siente como crear algo de la nada. Es algo que no siento como si realmente controlara”

 

Tómate tus descansos

cómo se inspiran los artistas 06Cuando compones canciones te das cuenta que dejarlas reposar será algo necesario. Verlas desde otra perspectiva días más tarde después de haber sido creadas te causará otra impresión. Además, mientras estás en el proceso de creación, tomarse pausas será esencial por dos motivos, el primero es para no extresarte si las ideas no salen a la velocidad que desearías y el segundo porque esos diez o quince minutos de pausa que te vas a conceder te hará retomar con mayor vitalidad la canción.

Sobre todo, ten en cuenta que el objetivo es componer una buena anción. El tiempo que tardes en conseguirlo ha de ser irrelevante. En relación a esto Leonar Cohen dijo:

“Me gustaría ser una de esas personas que escriben canciones rápidamente. Pero yo no. Así que me toma mucho tiempo encontrar la eséncia de la canción “

 

Simplifica las cosas

Cuando una idea te viene a la cabeza y después otra y luego un riff de guitarra y seguidamente un ritmo de batería….. Para! Ahorra tiempo y esfuerzo. Simplifica al máximo la esencia musical y literaria. Busca siempre esqueletos, no cadáveres enteros. No te pierdas soñando tu canción, constrúyela a partir de lo más simple, unas ideas melódicas, quizá acompañadas por una simple secuencia armónica, y una idea clara de lo que quieres explicar. A partir de esa génesis empieza a desarrollar, a trabajar tu canción. No pienses en cómo sonará puesto que le pongas es vestido que le pongas (entiéndase por producción y arreglos musicales) siempre será la misma idea, la misma canción.

¿Sabes cuantas versiones tiene la canción Yesterday de Paul Mc Cartney? Más de 2.000, pero muchas más! Y ¿crees que Paul Mc Cartney pensó en cómo debería sonar su canción cuando la creó? ya te digo yo que no, ¡ni por asomo! Así que Olvídate de los adornos y concéntrate “simplemente” en la esencia, en la melodía y en cómo explicarás tu historia, la letra. Lo demás déjalo para cuando esté definitivamente terminada. Leonard Cohen dijo una vez en una entrevista algo que muy bien puede estar relacionado con lo que te he explicado:

“Estoy escribiendo todo el tiempo. Y aunque las canciones empiecen a fusionarse, no sigo haciendo nada más que escribir. Ojalá fuera una de esas personas que escribieron canciones rápidamente. Pero yo no. Así que me toma mucho tiempo averiguar cuál es la canción “

 

No le des demasiadas vueltas y busca feedback

Sin duda, nosotros somos los peores críticos de nuestras obras, Así que, con esa premisa lo que te aconsejo es que seas ancho de miras y veas tu obra desde dos ópticas. La primera es a perspectiva (ya hemos hablado antes de eso) Toma el tiempo que sea necesario (pero no más) para terminar tu obra y dos, busca feedback con la gente. Especialmente con la gente que no te conoce o que no tiene una relación directa contigo. Me refiero a familiares, amigos…etc. No son críticos validos puesto que querrán arroparte o en el peor de los casos la envidia les hará dar opiniones poco recomendables para ti.

Comparte en redes sociales y solicita opinión e impresiones. No tengas miedo, la gente anónima suele ser sincera. Ahora bien, Interprétalas correctamente puesto que tendrás que aprender a ser suficientemente inteligente para que discernir entre opiniones válidas y no válidas o tóxicas, puesto que te encontrarás de todo.

Hay una frase del cantautor folk estadounidense Townes Van Zandt   que puede servir para ilustrar lo que te expongo en este apartado:

“No creo que puedas hacerlo mejor. Hacerlo mejor es el proceso de intentar hacerlo de la mejor manera posible. “

 

No tengas miedo a fracasar

cómo se inspiran los artistas 07Si ves que a la gente no le acaban de gustar tus canciones no te rindas.

Busca, escucha, infórmate, ilústrate, aprende, analiza, busca recursos y, sobre todo métete en la cabeza que eres capaz de hacerlo mejor. Fíjate en lo que hacen los compositores que te gustan (dentro de tu estilo) y analiza de que carecen tus canciones (sin que sea una incitación a copiar, ¡claro!). Empieza de nuevo pero no ceses de crecer como compositor. Tarde o temprano encontrarás tu luz que hará zumbar los oídos a tu audiencia.

Una famosa cita de Johnny Cash dice:

“Se basa en el fracaso. Lo usas como un peldaño. Cierra la puerta del pasado. No intentas olvidar los errores, pero no te detiene ante ellos. No dejes que se lleven tu energía, ni tu tiempo, ni tu espacio”

Bien, espero que estos ocho puntos te hayan servido de inspiración a la hora de ponerte a trabajar en tus canciones. Me ha gustado ilustrarlos con frases de célebres compositores para ver cómo se inspiran los artistas, puesto que creo que eso refuerza cada uno de los puntos viendo así  y te ayudará a tener como una especie de salvavidas donde apoyarte.

No olvides que si quieres seguir aprendiendo a componer mejor tus canciones tienes el curso básico en UDEMY y te anticipo que el próximo 1 de Octubre saldrá el curso avanzado

¿Te parecido interesante? ¡Compártelo!Share on Facebook1Share on Google+0Tweet about this on Twitter
 
Esta entrada fue publicada en Aprendizaje, Conocimiento y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *